SANADO LAS HERIDAS DEL ALMA